Cómo mejorar los textos de tu web con el método AIDA

mejorar los textos de la web con el metodo aida

Es posible que los textos de tu web puedan mejorarse de forma fácil aplicando el método AIDA. Este método o fórmula te permite guiar a tu cliente desde que te conoce hasta que te compra.

Entender cómo piensa tu cliente es fundamental para hablarle de aquello que necesita en cada momento.

Vamos a ver cómo utilizarlo y sus distintas fases:

A – La fase de atención o descubrimiento

Cuando un cliente llega por primera vez a tu web va a concederte muy poco tiempo para que le expliques lo que haces (unos 5 segundos).

Un usuario de Internet tiene muchos impactos publicitarios al día, poco tiempo y muchas opciones a elegir. Por eso en esta primera fase es muy importante la claridad.

Debes ser capaz de comunicar aquello que haces de forma clara. En una frase debes transmitir de forma inequívoca qué producto o servicio vendes.

Te lo muestro en un ejemplo:

copywritting aida (1)

Esta es la primera imagen que aparece en la web de una agencia de viajes. El objetivo es dejar claro que organizan viajes cortos (escapadas) a Palencia.

El primer mensaje podía haber sido más creativo, pero esto sería un error que puede confundir al cliente.

Si de un vistazo se entiendo aquello que vendes, el usuario te concederá algo más de tiempo y buscará alguna señal de confianza:

  • Un diseño agradable y fácil de usar
  • Una información bien organizada
  • Alguna referencia que le pueda transmitir confianza (sellos de garantía, logotipos de clientes, reseñas de clientes)

Con un escaneo rápido de tu web (unos 20 segundos) el usuario va a recibir las suficientes señales para decidir si le merece la pena investigar más.

I – La fase de interés

En el siguiente paso, tu posible cliente va a querer averiguar si eso que vendes se adapta a sus necesidades.

El usuario busca responder a la pregunta ¿esto es para mí?

Todavía no es el momento de hablarle ni de ti, ni de las ventajas del producto. Si no de si has pensado en sus necesidades concretas.

Vamos a ver otro ejemplo:

fase de interes metodo aida

Esta empresa de servicios habla de los diferentes tipos de clientes a los que atienden. Acompañado de algunos de los logos de sus clientes.

Para hacerlo de forma óptima deberías hablar de cómo trabajas con cada tipología de cliente.

Si explicas con ejemplos cómo resuelves problemas parecidos al suyo, el cliente tendrá mucho más claro que eres una opción adecuada.

D – La fase de deseo

A diferencia de las fases anteriores esta fase es mucho más larga. El cliente ya te tiene en cuenta como una posible opción pero todavía esta lejos de comprar.

Es importante saber que cada persona tiene sus tiempos. Mientras unas personas son impulsivas otras tardan meses o años en tomar una decisión.

En esta fase el cliente se tomará su tiempo en buscar señales que le trasmitan seguridad:

  • Contenidos de tu blog bien elaborados
  • Redes sociales donde publicas de forma regular y donde tienes interacciones con tus seguidores
  • Reseñas de clientes dentro y fuera de tu web

Es importante que dediques tiempo a resolver sus objeciones. Incluye un apartado para responder a todas las preguntas que puedan frenar la compra.

Por último tratará de conocerte mejor a ti y aquello que vendes:

  • Leerá con detenimiento las ventajas de tu producto
  • Leerá otras secciones de tu web como el «quienes somos»
  • Se suscribirá a tu lista de correo (newsletter)
  • Te preguntará sus dudas

Cuanto más alto sea el precio de tu servicio y más riesgo tenga la decisión, más larga será esta fase de deseo.

Diferentes llamadas a la acción en la fase de deseo

Para que cada cliente vaya a su ritmo es importante que establezcas diferentes llamadas a la acción.

Volvemos al ejemplo de la agencia de viajes:

cta y el metodo aida

El botón grande hace referencia a la llamada a la acción principal. Pero otros clientes quizás prefieran utilizar otras formas de contacto o hacer alguna pregunta no relacionada con ese producto.

Los clientes más indecisos quizás prefieran seguir a la empresa en redes sociales e interactuar allí.

A – La fase de acción

En algún momento de la fase anterior el cliente ha decidido que va a comprar tu producto. Ahora pon el foco en evitar cualquier error que le pueda echar atrás.

Elimina cualquier elemento que pueda suponer fricción o generar dudas:

  • Reduce al mínimo los datos que pides para hacer una compra o rellenar un formulario
  • Explica de forma clara cómo vas a entregarle el producto o servicio
  • Evita ofrecerle opciones o hacerle preguntas que le puedan distraer

En esta fase los textos deben ser claros, cortos y precisos.

Deberás revisar cada texto de tu proceso de venta como el checkout de una tienda online, las condiciones de compra, métodos de pago o financiación.

Después de todo esto puedes revisar tu web y ver si has seguido los pasos que aquí te explico. Si quieres que eche un vistazo a tu web y te haga una pequeña auditoría gratuita déjame un mensaje en la sección de contacto. Seguro que descubro muchas cosas que puedes mejorar.

Nos vemos.

 

Gracias por compartir

Otros contenidos del blog

Este blog contiene enlaces de afiliado. Si compras algún producto a través de mis enlaces me estarás ayudando y tú no pagarás más. Solo recomiendo productos y servicios que he probado personalmente o que utilizo a diario. Si algún producto considero que ha dejado de ser útil o ha empezado a darme problemas lo elimino del blog.